Desde lo local a lo internacional.

Desde lo local a lo internacional.
Revista de Arquitectura, Patrimonio Cultural y Cultura. DESDE LO LOCAL A LO INTERNACIONAL.

HERITAGE

Patrimonioarquitectonicodeasturias.blogspot.com, is presented as a means of cultural dissemination journal of cultural issues in architectural specializing in a broad conception of Cultural Heritage.
A cultural magazine specialized Blog as current formats, with dynamic management and continuous publications, which enables the exchange of views and consultation from anywhere in the world, with a network connection, and at any time.
Within the Architectural Heritage Cultural Heritage presents exceptional interest as formalized in Goods, which as a result of the primal human need to live, are the result of collective ingenuity capital, symbol of the society of every age and continent or context of the other heritages.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

LA AGENDA 21 DE LA CULTURA Y LA REHABILITACION.

LA AGENDA 21 Y SUS DERIVADAS

“LA AGENDA 21”
DEL
“PROGRAMA GLOBAL PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE EN EL SIGLO XXI”



La Agenda 21 ha de considerarse un plan integral de medidas que deben tomarse a nivel mundial, nacional y local por las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, los gobiernos y los grupos principales en todos los ámbitos en los que los impactos humanos sobre el Medio Ambiente
La Agenda 21 establece un programa para desarrollar la sostenibilidad a nivel planetario, aprobado por 173 gobiernos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo celebrada en Río de Janeiro en 1992. Abarca aspectos económicos, sociales y culturales, así como relativos a la protección del Medio Ambiente.
Así surge del "Programa Global para el desarrollo sostenible en el siglo XXI" el Programa 21, enmarcado dentro de la mencionada Cumbre de la Tierra, que reconoce el protagonismo de las autoridades locales en el desarrollo sostenible: [...] Las autoridades locales se ocupan de la creación, el funcionamiento y el mantenimiento de la infraestructura económica, social y ecológica... en su carácter de autoridad más cercana al pueblo, desempeñan una función importantísima en la educación y movilización del público en pro del desarrollo sostenible.

PROGRAMA 21

El Programa 21 es consecuencia de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y Desarrollo, y la Declaración de principios para la gestión sostenible de los bosques fueron adoptadas por más de 178 gobiernos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD), celebrada en Río de Janeiro, Brasil, 3 al 14 de junio de 1992.
La plena aplicación de la Agenda 21, el Plan para la ulterior ejecución del Programa 21 y los compromisos a los principios de Río, se reafirmó en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (CMDS) celebrada en Johannesburgo, Sudáfrica, del 26 agosto hasta 4 septiembre 2002.

Hemos de citar, por su aceptación e importancia las siguientes fundamentos:
LA REGLA DE LAS "TRES ERRES" :
REDUCIR, RECICLAR Y REUTILIZAR.
LA REGLA DE LAS “SEIS ERRES” :
REDUCIR, RECHAZAR, REUTILIZAR, REPARAR, RECICLAR Y REFLEXIONAR.

Podemos esquematizar las consideraciones de la Agenda 21 en este mapa conceptual, en el que se establece que el desarrollo sostenible de la Actividad humana en el planeta ha de fundamentarse en el desarrollo económico, el desarrollo social y el desarrollo ecologico.


LA AGENDA 21 DE LA CULTURA

Posteriormente a la Agenda 21, se desarrolló la Agenda 21 de la Cultura, en la que se complementa la visión de esta con los conceptos culturales, estableciendo una nueva estrategia para el crecimiento sostenible y para proteger debidamente el hábitat humano

La Agenda 21 de la Cultura”, puede considerarse como un elemento doctrinal, fundamento colectivo y guía de una estrategia común, para la orientación y justificación de las diferentes gestiones de las entidades gubernamentales, principalmente de naturaleza local, para posibilitar el desarrollo sostenible de las distintas sociedades, grupos sociales, y colectivos, y de sus territorios, integrando en sus políticas la necesaria salvaguarda, mejora, puesta en valor y desarrollo, de los valores culturales, y de la cultura, autóctona, foránea y universal.


La Agenda 21 de la cultura” fue aprobada por ciudades y gobiernos locales de todo el mundo, articulados en su preceptivo organismo, comprometidos con los derechos humanos, la diversidad cultural, la sostenibilidad, la democracia participativa y la generación de condiciones para la paz.

Tras la aprobacion de la Agenda 21 de la Cultura el mapa conceptual del desarrollo sostenible de la actividad humana ya no descansa en un trípode sino en cuatro patas:
LA INCLUSIÓN SOCIAL, LA ECONOMÍA, EL MEDIO AMBIENTE Y LA CULTURA
Debemos citar esta clara imagen conceptual con los pilares del desarrollo sostenible: 

DERIVADAS
Tras la aceptación generalizada de los preceptos de la Agenda 21, ya se especula, de forma aun iniciática pero competitiva, con la conversión de las ideas medioambientalistas globales, en elementos monetarizables a nivel local, y en la toma de posiciones de privilegio y especulación ante los nuevos tiempos.

Ideas como "la sostenibilidad", "la protección del medioambiente", o cualquier otra de esta naturaleza, que logre una aceptación colectiva general por obvia, quieren ser, y son, integradas por los círculos de poder entre sus discursos, dominándolas con normativas, regulaciones, certificados, sellos, asociaciones, grupos, colectivos, para que hagan de su necesariedad una obligación administrativa, y de esta un pagamento y un control económico.
La concienciación colectiva de la necesidad de cumplimentar las tres, o las seis "Rs", el convencimiento general en el mitigar la "huella ecológica" de la actividad humana, etc...., la sensibilización medioambiental de la población, la facilidad para establecer foros internacionales en la sociedad "conectada", y capacidad de las herramientas que ofrece el mundo digital, habilitan espacios versátiles en los que grupos comprometidos con el lucro, pueden fijar "criterios indiscutibles", e influenciar en normas decisivas.
En un acto celebrado hace pocos días en Oviedo, se presentó ante el sector de la construcción una asociación sin animo de lucro,_pero bien esponsorizada por grandes empresas del ramo_ La Asociación, una de estas con denominación anglófona de amplio espectro, resumida en unas siglas aparentemente de reconocido establecimiento y valía, era avalada por diferentes entidades locales, y parece que se posiciona como uno de estos entes que se postulan como administradores, y colaboradores de los organismos públicos, de esta sensibilidad protectora del medio ambiente, con su propio programa de evaluación (VERDE), un sello de cumplimiento, un grupo evaluadores, y un soporte virtual evolucionado.
En una exposición brillante, llena de palabros ingleses y sueños de un mundo en línea, conectado y sostenible, fundamentados en "el compromiso global con la sostenibilidad, y esas cosas", la asociación se muestra con implantación planetaria, y multicontinental, asimilándonse a las grandes corporaciones internacionales, y con organismos miembros en un gran número de países. ¡Y nosotros aquí "in albis".!
Del mismo modo, aunque con menos brillo, se explicó su herramienta o programa evaluador, como un misterioso artilugio que expide tantos por ciento y resultados que nos darán argumentos irreprochables. Al mismo tiempo se publicitó la necesidad, y la posibilidad, de rehabilitar millones de viviendas en España, todo tipo de inmuebles, y edificios públicos por doquier. Todos, ¡¡¡“Hosanna”!!!, Se precisaran de nuestros certificados y sellos, ¡¡¡“Hosanna”!!!. Ven con nosotros contaminador .....¡¡¡“Hosanna”!!!. Rehabilitaremos en VERDE,... AMEN.
En ningún momento se cito a la Cultura, al Patrimonio Cultural, o cosa semejante, como elemento, o como una variable, a nuestro juicio fundamental, a tener en cuenta en las actuaciones de rehabilitación. De soslayo parece ser que el programa evaluador presenta una pestaña para aspectos culturales, pero debe de tener escasa importancia por que de ella no se expreso mas que su nombre.


REHABILITACION y AGENDA 21 DE LA CULTURA.

Desarrolladas adecuadamente las ideas iniciales de la Agenda 21, con las determinaciones de la Agenda 21 de la Cultura, se nos hace necesario adaptar el discurso medioambientalista, introduciendo el factor cultural a las ecuaciones. Así, el Patrimonio Cultural, como elemento vertebrador del territorio, se convierte en un elemento central o transversal en las políticas de desarrollo sostenible.
Es indudable, e inevitable, que es preciso rehabilitar nuestras edificaciones para adaptarlas a las nuevas situaciones y a las nuevas sensibilidades de la población. Es igualmente incuestionable que la rehabilitación debe de llevarse a cabo con estrategias que favorezcan medioambientalmente a nuestro ecosistema y que deben formularse rehabilitaciones integrales de los inmuebles que superen las actuaciones puntuales inconexas a menudo superficiales. No se puede decir lo contrario. Obvio al día de hoy.
En este punto parece sensato también establecer, utilizando la R de Reflexionar, que quizá los Bienes merecedores de las primeras actuaciones de esta naturaleza sean los Bienes integrantes del Patrimonio Cultural de los pueblos, y los bienes que formalizan de su Patrimonio Arquitectónico, en tanto soporte de la memoria colectiva, y una de las expresiones del ingenio colectivo para resolver la primigenia necesidad de habitar.

Casas de Cuitu, c/ Uria, Oviedo.
Fotografía tomada de Corporación Masaveu

La rehabilitación de los Bienes, con valores culturales merecedores de salvaguarda, tiene como resultado, no solo la mejora de sus eficiencias energéticas, y la disminución de su huella medioambiental, ... sino preservar para las generaciones futuras los elementos que materializan su Cultura. En los casos de rehabilitación de Bienes edificados del Patrimonio Cultural podemos establecer sinergias en materia de empleo al precisarse mano de obra cualificada, equipos multidisciplinares, y numerosas empresas colaboradoras en diferentes materias.

Frente a los grandes números que se exponen como argumento para la rehabilitación masiva del parque residencial que se imaginan en estas organizaciones constru-ambientalistas, se propone un estudio detallado de diferentes realidades y situaciones para valorar la actuación en los casos concretos en los que el resultado perfile beneficios para el medioambiente, el Patrimonio Cultural y la comunidad. Cuantos edificios de un interes elevado deberian ser rehabilitados para evitar su deterioro progresivo, mejorar su eficiencia energética, la comodidad de sus vecinos, y trascender en el beneficio común de las gentes ...
En todo caso ... también parece razonable vincular la rehabilitación, a la conservación y a la restauración, en tanto son conceptos asociados que matizan su naturaleza en función de sus grados de intervención, frente a las propuestas sugeridas que parecen sustentarse en ratios de obra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

PAGINACION